Preparación de superficies antes de la aplicación de pintura

Lijar madera con lijadora mouse

Categoría: Como pintar, Preparación de superficies

La preparación de la superficie es un paso muy importante en el trabajo de pintado ya que mejora la durabilidad y el buen acabado de la pintura.

Antes de pintar una superficie, sea cual sea el material que la constituye, es necesario prepararlo para que el producto aplicado se adhiera de forma correcta. Este es un paso muy importante al que siempre hago mención en distintas notas llamado “preparación de la superficie”.

Cuándo quitar la pintura

No siempre es necesario eliminar capas anteriores de pintura antes de pintar. Normalmente se realiza este proceso cuando la pintura anterior se encuentra en mal estado, y por lo tanto impide la buena adherencia de las nuevas manos, además del buen acabado final.

Por lo general se quita la pintura sobre superficies metálicas y maderas. Los métodos para quitar la pintura son variados y dependen de varios factores. En metales es común quitar pintura mediante el decapado químico, el arenado, el flameado, el lijado y el decapado con calor. Por otra parte se utilizan estos métodos para quitar pintura de la madera.

En qué consiste el lijado

No todos los materiales permiten un lijado, es necesario saber si la superficie que va ha ser pintada necesita realmente un mano de lija. El trabajo de lijado se lleva a cabo para eliminar asperezas, rebabas y crear un superficie apta para el correcto agarre de la pintura.

Siempre se debe utilizar el número de lija indicado para cada caso. Por ejemplo las lijas más gruesas o de grano más grande se utilizan para quitar la pintura, en cambio las más finas preparan las superficie justo antes de ser pintada.

La reparación de la superficie

Se reparan grietas cuando posee diversos orificios, grietas e imperfecciones que se pretenden ocultar. De esta manera se logra una superficie regular y perfecta, ideal para la aplicación de la pintura en paredes y maderas.

En paredes y techos: El uso de pastamuro o algún tipo de masilla para paredes se hace necesario para cubrir pequeñas imperfecciones. Por otra parte para la reparación de grietas deben aplicarse productos especiales o mallas que eviten su reaparición. Una vez seca la pasta se deberá suavizar y nivelar la superficie mediante el lijado.

En maderas: En el caso de que la madera sea barnizada, la pasta será de igual color. Por otra parte en maderas que serán pintadas el color es indistinto. En el mercado hay diversos tipos de productos especiales para reparar grietas en objetos de madera.

Cómo realizar una buena limpieza

Es muy importante que la superficie a pintar se encuentre limpia, seca, y libre de sustancias que impidan la adherencia de la pintura, por ejemplo: grasas, aceites, pegamentos, salitre y otras. Éstas deben ser correctamente eliminadas antes de causar problemas.

Otro enemigo de la pintura es el polvo… antes, durante y después de pintar. En este caso el polvo que se encuentra adherido a la superficie por el paso del tiempo o producto del lijado. El mismo debe ser completamente erradicado, de lo contrario afectaría al agarre de la pintura y a la suavidad del área pintada.

Para qué sirve la imprimación

La mano de imprimación es de suma importancia, ya que así se adecua a la superficie para que las manos posteriores realmente sean efectivas y le otorguen al objeto una buena terminación. Dependiendo del material de la superficie será el tipo de imprimación necesaria.

Imprimación para paredes y mampostería: La imprimación, sellador o fijador para paredes impide la absorción excesiva de la pintura por parte de la pared. Además mejora notablemente el acabado final y el rendimiento de la pintura.

Imprimación para metales ferrosos: En este caso la función del producto es prevenir la corrosión natural de este tipo de superficie con componente de hierro. Los productos habituales son el anti-óxido para metales y el convertidor de óxido.

Imprimación para metales NO ferrosos: Las pinturas convencionales no tienen buena adherencia en estos metales, generalmente aluminio y galvanizados. Las imprimaciones para estos materiales garantiza que la pintura de acabado final se fije adecuadamente.

Imprimación para madera: Los distintos selladores y productos para imprimar madera evitan la excesiva absorción de barniz y otros productos de acabado final. Es de suma importancia la aplicación cuando las maderas serán pintadas para evitar que afloren manchas naturales.

El buen brillo, la suavidad, la durabilidad e incluso el rendimiento de la pintura dependen en gran medida de la preparación de la superficie. Por lo tanto siempre es conveniente realizar un buen trabajo para obtener buenos resultados.

También te puede interesar: