Combinar el color de las paredes con los suelos

Piso de cerámicas

Categoría: Colores, Cómo combinar

Algunos consejos y recomendaciones para elegir con qué tono pintar las paredes para que combine con el suelo, ya sea de cerámica, madera o cualquier otro material y color.

El suelo es una parte fundamental de la casa y de cada una de las estancias, condicionando al ambiente y a las combinaciones de colores que podamos usar durante los años. Y deben tenerse muy en cuenta a la hora de elegir el color de las paredes. Veamos algunos recomendaciones claves para  acertar con el tono de pintura correcto.

Elegir los colores del suelo de antemano

Por la dificultad que representa cambiar el revestimiento del piso, en comparación con los colores de las paredes, la elección de tonalidades neutras y naturales es la mejor alternativa. De esta manera se facilita el cambio constante de pinturas de muros según los colores que elegimos cada año o cuando deseemos. Por ejemplo:

  • Las tonalidades oscuras crean un ambiente sereno y elegante, reducen las proporciones de las estancias y generan contrastes con las paredes, muebles y complementos destacando sus colores.
  • En cambio un suelo claro tiene, obviamente, efectos opuestos: amplia el ambiente y admite mayor juego de contrastes en pinturas, muebles y complementos.

Escoger los colores de paredes a partir del suelo

Suelo moqueta beige

Si el color del suelo ya no se puede cambiar, las cosas son distintas. Procura crear equilibrios entre los suelos, paredes y telas, las cuales son las superficies visibles más grandes de los interiores.

No es recomendable un estampado en telas o un papel pintado con dibujos si el suelo también tiene un motivo similar. Se debería elegir en éste caso paredes o telas lisas. Aunque si el piso es uniforme y liso brinda la posibilidad de aplicar combinaciones creativas y optar por estampados en paredes y textiles.

Cuando el suelo es cerámico o baldosas estampada o veteada, los colores podrían ir en las mismas tonalidades claras del mismo. Algo que nunca falla al elegir los colores de las paredes buscando en las formas y vetas del dibujo de la baldosa un color preciso, a gusto. Elije uno claro si deseamos iluminar la habitación, u oscuro si no deseas tanta claridad y quieres darle un toque mas serio y acogedor.

Las alfombras y moquetas son una excelente forma de dotar al suelo de color, combinando con el resto de la decoración, especialmente con las paredes y las telas. También es una buena alternativa para cambiar el color se los suelos sin demasiada dificultad.

Algunos tonos de pintura para combinar…

Suelo de madera

Con suelo rojo: Una de las opciones más comunes y que más dudas genera. Los colores recomendados para combinar con tonalidades rojizas son el blanco y todas las variantes de gris, desde los más claros a los más oscuros.

Con suelo beige: Es uno de los mejores colores para el suelo y se puede acompañar con cualquier tono en muros.

Con suelo marrón: Los colores recomendados son gris suave, verdes secos, arena, blanco, ocres y en general todas las tonalidades pasteles.

Con madera oscura: Muy similar al caso anterior, el blanco y las tonalidades suaves producen las mejores combinaciones. Lee más sobre combinar maderas oscuras.

Con madera clara: Para crear un ambiente completamente luminoso usa suelos de madera clara junto a paredes blancas o tonos neutros suaves. Es perfecta para pintar paredes en tonos oscuros y vibrantes.

Con madera rojiza: Como siempre las opciones neutras son las más indicadas, especialmente para tonos intensos. Si dispones de suficiente iluminación puedes usar colores tierra en algún ambiente en particular.

Con suelo azul: En este caso el blanco y el gris son, casi siempre, las mejores opciones. Puedes ver de qué color pintar las paredes con piso azul.

Con suelo blanco: Una particularidad del blanco es crear el efecto de ampliar los ambientes, además de iluminar la habitación. Puedes usar cualquier color para las paredes, incluso colores muy oscuros o demasiado intensos.

Con suelo negro: Aquí es imprescindible no usar tonos oscuros para no disminuir visualmente el espacio, especialmente sitios reducidos o apartamentos pequeños. Puedes destacar alguna pared en alguna tonalidad gris o cualquier otro color.

Con suelo gris: De la misma manera que el blanco y el beige, el gris combina con todo. El ambiente suele verse decaído al abusar de tonalidades neutras, por lo que es buen opción destacar una pared en un color vibrante cualquiera.

Obviamente no debes de olvidar el color del los muebles, y si los mismos son de color madera, metal, ya que ellos serán los que al final vestirán la casa, junto con las cortinados y otros textiles.

También te puede interesar: