Preparando la superficie antes de pintar

Categoría: Como pintar, Preparación de superficies

lijado

Antes de pintar una pared, un mueble o cualquier objeto es necesario prepararlo para que el material: ya sea pintura, barniz o cualquier otro, se adhiera de forma correcta. Este es un paso muy importante al que siempre haremos mención como la “preparación de la superficie”.

El lijado

No todos los materiales permiten un lijado, es necesario saber si la superficie que va ha ser pintada necesita realmente un mano de lija. El trabajo de lijado se lleva a cabo para eliminar asperezas, rebabas y crear un superficie apta para el correcto agarre de la pintura.

Siempre se debe utilizar la lija correcta, con el tamaño indicado para cada caso. Por ejemplo las lijas mas gruesas o de grano más grande se utilizan para quitar la pintura, en cambio las más finas preparan las superficie justo antes de ser pintada.

La limpieza

Es muy importante que la superficie a pintar se encuentre limpia, seca, y libre de sustancias que impidan la adherencia de la pintura: por ejemplo grasas, aceites, pegamentos, salitre y otras. Éstas deben ser correctamente eliminadas antes de causar problemas.

Otro enemigo de la pintura es el polvo; antes, durante y después de pintar. En este caso el polvo que se encuentra adherido a la superficie por el paso del tiempo o producto del lijado, debe ser completamente erradicado, de lo contrario afectaría al agarre de la pintura y a la suavidad del área pintada.

La imprimación

La mano de imprimación es de suma importancia, ya que adecua a la superficie para que las manos posteriores realmente sean efectivas y le otorguen al objeto una buena terminación. Dependiendo del material de la superficie será el tipo de imprimación necesaria.

El buen brillo, la suavidad, la durabilidad e incluso el rendimiento de la pintura dependen en gran medida de la preparación de la superficie. Asique siempre es conveniente realizar un buen trabajo para obtener buenos resultados.


También te puede interesar: