La combinación de blanco y negro en decoración de interiores

Cocina blanco y negro

Categoría: Blanco, Colores, Colores y combinaciones, Neutros

El contraste entre blanco y negro es un clásico en el diseño de interiores y se adapta perfectamente a todo tipo de los ambientes, decoraciones modernas, minimalistas y otros estilos.

Cada vez es más común incluir el blanco y el negro en la decoración, aunque es una combinación de colores clásica que puedes ser utilizada de varias maneras. Puedes ajustar las proporciones de acuerdo a tus gustos, espacio y necesidades.

Paredes blancas, detalles negros

Dormitorio blanco y negro

El modo más usual, y menos arriesgado, es un interior donde se utiliza el blanco como “color de base” en la pintura de las paredes y los suelos; y por otra parte incluir muebles, algunas telas y complementos decorativos en negro. De esta forma se aprovecha todas las bondades del blanco: iluminar a los ambientes, hacer que se vean más amplios, a la vez que más delicados y activos.

Espacios oscuros y elegantes

Pared negra y gris

Otra forma es justamente lo contrario, la base de negro que puede estar dada por las paredes o revestimientos oscuros, suelos y telas. Y utilizando el opuesto en distintos objetos como otras telas, accesorios, y principalmente los muebles blancos, muy fáciles de combinar. Es necesario aclarar que seguramente ésta es una forma arriesgada, útil solo en ambientes espaciosos y bien iluminados.

Detalles de colores diversos

Muy usualmente se suele cortar el contraste con el toque de un color distinto. Luce de gran belleza una planta de interiores, una flor, una tela, una pequeña pared o cualquier complemento decorativo para dar un toque distintivo.

Cocina blanco negro y rojo

Por otra parte, cambiar el blanco por blanco roto, beige, marfil u otra tonalidad menos luminosa hacen al espacio más cálido y acogedor. Esta es una idea mucho más apropiada para los espacios clásicos.

También te puede interesar: