Pintura en polvo a la cal para pintar paredes

Ladrillos blancos pintados con pintura de cal

Categoría: Pinturas, Productos para paredes

Usar pintura en polvo es una de las maneras más económicas de pintar las paredes exteriores o de poco cuidado, aprende sobre su modo de preparación y aplicación.

Seguramente es la pintura más económica que puedas encontrar en el mercado, y que suele ser envasada en bolsas plásticas. No está disponible en todos los países, y es una alternativa económica para pintar las paredes. Generalmente se utiliza para paredes exteriores, con poco roce, y donde los detalles no cuentan demasiado.

A esta pintura en polvo se le agrega cierta cantidad de agua obteniendo así un producto de consistencia pastosa a líquida. Viene en una reducida cantidad de colores entre los que podemos encontrar los mas comunes como el blanco, rosa, crema, marfil, salmón, ocre, verde agua o celeste.

Además, si deseas puedes teñirla con óxidos de hierro de diversos colores. Mientras se esté aplicando tendrá un color más oscuro que el definitivo, pero aclarará cuando seque.

Lugares para usar pintura al agua en polvo

Puedes hacer uso de ella en grandes superficies exteriores o interiores, justamente si lo que quieres es ahorrar dinero. Las paredes deben estar limpias, libres de polvo, grasa o pintura suelta.

Una de las desventajas del material es su permeabilidad. No posee demasiada resistencia al agua y humedades de las paredes, tampoco buena adherencia sobre pinturas plásticas o acrílicas.

Preparación de la pintura

La preparación y el rendimiento puede variar con respecto a las especificaciones del fabricante. Lee atentamente las instrucciones del envase. Normalmente 4 kilos del polvo rinden para 10 litros de pintura, suficientes para pintar una habitación de proporciones normales.

Modo de preparación: Con los 4 kilos de polvo en un envase de 10 litros, agrega agua hasta la mitad del mismo, revuelve hasta lograr la total disolución de la pintura. Incorpora el resto del agua hasta llenar el recipiente y sigue batiendo. Deja reposar de 12 a 24 horas para su uso. Mientras sea aplicada agítala continuamente para que no se pose en el fondo.

Modo de aplicación:

La herramienta ideal es una brocha grande, cuidándose de no aplicar demasiadas manos, solo hasta cubrir, peinando de forma irregular en la pared. Otra forma es pintar la primera mano con movimientos horizontales, y la posterior con movimientos verticales o perpendiculares a los anteriores. También puede aplicarse con un pulverizador para pinturas.

Cada mano se realizará con una distancia de tiempo de 1 día, para que la anterior haya secado completamente. Es necesario no trabajar en días lluviosos o con altos niveles de humedad ambiental.

Si deseas preparar tu propia pintura con cal, que por cierto es muy económica, puedes ver estas notas: Preparar pintura casera con cal o Preparación de pintura con baba de nopal.

También te puede interesar: