Cómo pintar sobre pinturas satinadas y brillantes

Pintor pared

Categoría: Como pintar, Preparación de superficies

El lijado previo al pintado es la mejor solución para crear una superficie apta para la aplicación de las nuevas manos de pintura. En ocasiones será necesario el uso de imprimación o fijadores.

A diferencia de una pintura mate, los acabados satinado y brillante son muchos más suaves, lo cual no es una condición favorable para que nuevas manos de pintura se adhieran adecuadamente. Si la superficie no es tratada de manera debida el nuevo material puede desprenderse en forma de ampollas o grietas. Otro síntoma es que la nueva pintura se quita fácilmente al pasar la uña o un objeto punzante sin ejercer demasiada presión.

Cómo realizar el lijando la pintura satinada o brillante

El objetivo del lijado es crear una superficie rugosa, donde la nueva pintura tenga el suficiente agarre para no despegarse de las capas anteriores. No debe lijar intentando quitar la pintura anterior sino solamente para eliminar el brillo, “matizando” el acabado con una lija.

  1. Lijar toda la superficie suavemente
  2. Quitar restos de polvo del lijado con un paño

El número de lija adecuado puede ser entre 120 y 200 en objetos y piezas pequeñas, y 100 a 150 en el caso de pintura en paredes, donde la textura es un poco más rústica.

Pintar paredes con pintura satinada antigua

Pintando pared satinada con rodillo

Para comenzar es necesario aclarar la duda que muchos tienen, y decir que sí se puede pintar una pared con pintura plástica o látex sobre una pared pintada con satinado o brillante. Ya sea que la pintura antigua es al agua o un esmalte sintético. También es indistinto el brillo de acabado del nuevo producto a aplicar.

No necesitas quitar la pintura de la pared, sino que con un simple y cuidadoso lijado es posible el repintado.

Pintar o barnizar sobre barnices satinados o brillantes

En el caso de pintar o re-barnizar una madera sobre un barniz de acabado brillante o satén, debes lijar la superficie para eliminar el brillo. Igualmente el lijado sobre un barnizado siempre es necesario en la aplicación de una nueva mano. En el caso de aplicación de un esmalte sintético al solvente o un esmalte acrílico al agua se recomienda el uso de fondo sintético o imprimación al aguarrás, para evitar la aparición de machas propias de la madera.

También te puede interesar: