Decorar en colores fríos

Categoría: Colores, Cómo combinar, Propiedades del color

Hace ya un tiempo que vimos como decorar en colores cálidos los interiores de casa. Pero no hay que dejar de lado la atractiva y refrescante idea de utilizar tonalidades frías para pintar las paredes y escoger los elementos que vestirán nuestras habitaciones.

Las características de los tonos fríos son varias, una es aportar frescura a los espacios donde se utilizan, otra es simular amplitud ya que los colores fríos aparentan alejarse a la vista, contrariamente a los cálidos. Asimismo se puede favorecer a la luz con el uso de colores claros y el blanco, o por el contrario generar espacios muy discretos y elegantes con tonalidades oscuras.

Entre los colores fríos podemos encontrar a los violetas, azules, y verdes fríos, también las tonalidades grises a los que podríamos sumar el negro y el blanco.

No necesariamente un interior en tonos fríos debe ser un interior aburrido o apático, sino que esto puede evitarse con el uso de contrastes de luminosidad entre los colores y toques de alguna tonalidad blanca y/o cálida. En la imagen anterior vemos el gran contraste entre el azul y el blanco, destacando las formas de los objetos, el gris y la madera se suman a la paleta de colores.

Temas Relacionados:
Decorar en colores cálidos
Verdes cálidos, medios y fríos
Interiores en todos los tonos de gris


También te puede interesar: