Espátulas: quitar pintura y masillado

Categoría: Como pintar, Herramientas, Preparación de superficies

La espátula es una herramienta imprescindible para la preparación de la superficie a pintar. Las mejores espátulas son de acero y dependiendo del uso que le demos será su ancho y su flexibilidad. Pero no cabe duda que las más flexibles son mejores para masillar. Se medida puede variar entre los 20 a 300 mm.

Útil para quitar pintura en mal estado

Antes de empezar a pintar en muchos de los casos encontrarás que le pintura se ha “descascarado” o “desconchado” y tendrás que retirarla con la espátula. Si estás trabajando sobre metal esta tarea no necesitara de cuidado, retirando los restos de pintura suelta firmemente. En el caso de trabajar sobre madera es muy importante hacerlo con mucho cuidado para no maltratarla.

Útil para el masillado o tapar imperfecciones

Para que la labor sea de calidad es conveniente reparar grietas, agujeros, o imperfecciones que pudiera haber en cualquiera de las superficies que pintes. Siempre masilla con una espátula en lo posible blanda, también puedes usar las de plástico.

Para masillar yeso, placas de yeso, o MDF

Es muy importante que la superficie a tratar ya haya sido pintada. Si la pared es nueva por lo menos tendría que tener una mano de fijador sellador, y si es posible también una mano de pintura.

El yeso o la masilla especial para este tipo de tareas que puedas conseguir en cualquier tienda de pinturas seguramente se debe preparar con agua, o tal vez ya esté preparada en forma de pasta, sigue las instrucciones del envase.

Carga el material de consistencia pastosa en la espátula en poca cantidad y pasa por la pared intentando cubrir la imperfección. Si es demasiado grande repite la operación hasta emparejar al nivel de la pared. Deja secar y lija.

Para masillar madera

Puedes utilizar masillas de acabado blanco si la madera que trates va a ser pintada con una pintura como esmalte sintético u otra que cubra su color. De lo contrario, si deseas reparar madera que posteriormente van a ser barnizada usa una masilla especial del color de la madera a tratar.

El procedimiento siempre es el mismo. Toma un poco de la pasta con la espátula y repasa intentando tapar la imperfección hasta nivelarla con la superficie. Lija para otorgar la suavidad y retirando todo resto de masilla, y limpia.

Temas Relacionados:
Tipos de lijas y sus usos
Como pintar paredes interiores
Como realizar un estucado


También te puede interesar: