Carta de colores para fachadas: ¿cómo usar cada color?

Fachada de edificio moderno en color neutro

Cada color de pintura con el que pintes una fachada tendrá un aspecto particular y resaltará su arquitectura de una manera diferente. En las cartas de colores elaboradas por Revetón encontrarás el color que necesitas.

Cuando se trata de darle vida y personalidad a tu hogar, la fachada es una carta de presentación. Al pintar y rehabilitar la fachada de tu casa debes elegir los colores adecuados en base a una carta de colores de fachadas. Es una decisión importante que puede influir en la apariencia, el valor y el carácter que le darás a tu propiedad.

Para asegurar la elección de los colores, te recomendamos que le eches un vistazo a la Carta de Colores Cromology Fachadas, de la marca Revetón, una paleta diversa de 333 tonos cuidadosamente seleccionados para inspirarte.

Carta de colores 60 de Revetón para pintar fachadas con paleta de colores y folleto informativo sobre pintura.

Por otro lado, si eres un profesional de la pintura, otra opción sería la “Carta de Colores Fachadas 60 para Pintores Profesionales” que recoge los colores que más se ajustan a la demanda profesional de pintura de fachadas tanto a nivel nacional como regional.

Aspectos a considerar al escoger el color de tu fachada

El color es un elemento decisivo en el acabado de cualquier tipo de edificación, y muchas veces tiene que ser valorado considerando otros aspectos como:

  • La exposición solar: el indicador TSR (Total Solar Reflectance) es el % de radiación solar reflejada por un revestimiento. A mayor valor TSR, mayor reflexión de la radiación solar y, por lo tanto, menor calentamiento de la superficie, lo que permite aumentar la durabilidad.
  • Los volúmenes de la construcción: se recomienda armonizar 2 o hasta 3 colores para marcar las líneas arquitectónicas de la construcción y crear contrastes.
  • El entorno arquitectónico: recomendamos elegir un color acorde con los tonos de las edificaciones vecinas.

Además, como norma general te recomendamos, antes de pintar una fachada, hacer una muestra de color y observar el efecto producido a distintas horas del día.

Carta de colores, cómo usar el color en la fachada

A continuación, te guiaremos a través de una selección de colores habituales y de tendencia, y también te brindaremos consejos útiles para asegurar el éxito de tu elección.

Nos centraremos en varias categorías cromáticas que ofrecen toda una gama de opciones posibles. Estas categorías son esenciales para comprender cómo cada elección puede influir en el aspecto y la sensación de tu hogar.

Blancos: elegancia y luminosidad

Fachada en blanco de una casa con formas cuadradas que evoca un estilo mediterráneo.

Los tonos blancos son clásicos, atemporales, y transmiten una sensación de elegancia y luminosidad. Utilizar el color blanco para pintar tu fachada puede ser la mejor alternativa en zonas calurosas y soleadas. Los rayos del sol rebotan, haciendo que el interior sea más fresco y agradable.

El estilo mediterráneo es uno de los más atractivos a la hora de utilizar el blanco en la fachada. Además, si añades toques de color, o negro, en puertas u otros elementos, tu fachada resultará mucho más interesante.

Verdes, un aspecto natural

Fachada de un edificio en tonos verde oscuro y verde más claro que crea contraste y llama la atención. Vista aumentada de la fachada en dirección diagonal.

Usar verde en la fachada puede ser una buena opción para darle a tu hogar un aspecto fresco y natural. Primero, considera el tono de verde que se adapte mejor al entorno y al estilo de tu casa. Los tonos más suaves como el salvia o el verde claro lucen tranquilos, mientras que tonos más vibrantes pueden brindar un aspecto de vitalidad. Pero los más habituales son tonos neutralizados o agrisados, como el oliva, el verde seco, o el safari, mucho más sobrios y elegantes.

También, ten en cuenta que deberías combinar el verde con colores neutros como blanco o el gris para equilibrar y evitar que se vea demasiado cargado o abrumador.

Marrones, calidez y sobriedad

Parte de la fachada de una casa en color marrón que contrasta con otras partes pintadas en color blanco que crea un equilibrio visual.

Es recomendable que elijas marrones de matices cálidos, el pardo, el marrón claro o incluso el terracota, para crear una sensación acogedora. Para evitar la monotonía, utiliza diferentes tonalidades de marrón en detalles, ventanas o la puerta principal.

Complementa el marrón con acentos en blanco o crema para resaltar ciertas áreas y agregar contraste visual. Además, incorpora elementos naturales como plantas, piedras o madera en el diseño para suavizar el aspecto general, y complementar a los tonos naturales.

Grises suaves y beiges

Fachada de 3 pisos y techo de dos aguas, pintada en color beige

Los tonos grises y beiges se adaptan muy fácilmente a distintos estilos de construcciones, es por ello que son los colores más comunes para pintar fachadas. Crean un aspecto atemporal y discreto, sin destacar demasiado en el entorno.

Selecciona un gris suave o un beige claro, para las paredes principales. Para agregar profundidad visual, utiliza tonos más oscuros en detalles: puertas, ventanas o molduras. Para evitar que la fachada se vea monótona, juega con las texturas, por ejemplo revestimientos de piedra o madera, para agregar interés visual.

Tonos pasteles

Fachada de edificio antiguo repintada en color rosa suave

Los pasteles, o blancos coloreados, son una elección ideal para casas de estilo clásico y tradicional, pero también pueden resultar apropiados para casas modernas.

Estos colores pueden ser la elección predominante para la mayoría de la fachada, especialmente si deseas un aspecto sencillo o delicado. Puedes aplicarlos en paredes principales de manera uniforme o en compañía del blanco, el cual destacará su colorido.

Colores intensos: amarillo, rojo, naranja y rosas

Fachada de un edificio en forma cuadrada visto desde abajo que combina colores negros, blancos y rojo. Una combinación visual intensa y llamativa.

Los colores intensos son una elección ideal para todo tipo de viviendas. Aquí lucen muy bien en contraste con tonos neutros, como blanco o gris. Si deseas que tu fachada sea una expresión de tu personalidad, los colores más llamativos son una opción ideal.

Utilizar colores intensos en fachadas puede ser una forma efectiva de resaltar elementos arquitectónicos puntuales en construcciones modernas Además de crear un impacto visual, y hacer que tu hogar se destaque en su entorno.

Grises oscuros y Negros, modernidad y sofisticación

Fachada de una casa de estilo moderno pintada de color gris oscuro y blanco que crean un ambiente de sofisticación.

Los colores neutros oscuros son una elección ideal si buscas transmitir una apariencia moderna y sofisticada. Además estos tonos transmiten una sensación de lujo y estilo.

Los grises y negros son opciones ideales para viviendas con arquitectura moderna y minimalista. Estos tonos complementan las casas de líneas limpias y diseños
contemporáneos.

Elegir los mejores colores para pintar la fachada de tu casa es una oportunidad para renovar su aspecto sin obras. Mediante estas categorías cromáticas presentes tanto en la carta Cromology Fachadas como en la carta Fachadas 60 de Revetón, nos aseguramos de que descubras el color adecuado para que la fachada de tu casa refleje tu estilo y
personalidad.