4 consejos al pintar la casa de tu perro

Caseta de mascota

Categoría: Como pintar, Consejos útiles, Exteriores

Pintar la casa de tu perro puede llegar a ser una de buena y divertida tarea de fin de semana, sin embargo, debes tener en cuenta algunos tips para que el resultado sea agradable y seguro para tu mascota.

Factores como el material, el lugar donde estará ubicada e incluso el clima influyen en el tipo de pintura y colores que debes utilizar. Recuerda que a nuestros perros poco les importa cómo se ve su casa, mientras sea cómoda y segura, pero a nosotros sí.

A continuación te daremos 4 consejos para que el resultado de tu obra sea de tu agrado en el exterior y le de máxima comodidad a tu mejor amigo en el interior.

Consejo 1: cómo decidir el tipo de pintura

Si vas a pintar su casa seguramente es de madera, y hay muchas pinturas aptas para este material. Al momento de elegir asegúrate de que sea una pintura al agua acrílica o látex de buena calidad. Sobre todo si tu mascota es inquieta y le gusta masticar cualquier tipo de cosas, incluida su casita, puedes tratarla con aceite de linaza, que actúa como protector y no es dañino para ella.

Aunque cada vez son menos comunes, evita utilizar pinturas a base de plomo debido a que pueden ser perjudicial para la salud de tu perro.

Consejo 2: los colores adecuados

Como ya sabrás los colores oscuros, y en especial el negro, retienen los rayos solares, aumentando la temperatura. Por el contrario los colores claros reflejan o repelen la radiación solar, manteniendo la temperatura más fresca. Es por eso que si el lugar donde vives es de clima cálido, debes utilizar colores claros, lo que proporcionará a tu perro un ambiente fresco en el interior de su casa.

Por el contrario si el lugar donde vives es de clima frío, obviamente los colores oscuros serían la mejor elección, debido a que durante el día absorberán el calor del sol manteniendo un ambiente cálido en el interior de su casa por mayor tiempo.

Consejo 3: cómo pintar la madera

Recuerda que un buen trabajo de pintado requiere de una adecuada preparación de la superficie. Los pasos a seguir serían:

  • Lijar suavemente las áreas a pintar
  • Limpiar con un paño para quitar el polvo
  • Aplicar una capa de pintura y deja secar adecuadamente
  • Aplicar una segunda mano

Pintar el interior es opcional. Puede servirte para mantener la limpieza y que la madera no tome malos olores. Recuerda siempre de que la pintura haya secado completamente antes de dejar a tu mascota ingresar.

Consejo 4: la protección del techo

Si la casa es de madera suele ser común fabricar el techo de otro material más resistente al agua, o colocar un recubrimiento apropiado. Si esto no sucede deberás tratar el techo de madera para prolongar el buen estado de toda la casita.

Te recomendamos que utilices en primera instancia, imprimación para madera y de alto poder de penetración. Una vez haya secado, puedes darle dos manos de algún recubrimiento acrílico impermeable, o una membrana líquida, que proteja a la madera de la humedad.

Casita de perro blanca y negra

Si te has decantado por el aceite de lino, debes saber que siempre es una buena protección para el agua, pero hay que renovarlo cada año, debido a que la madera puede resecarse con el sol.

Como consejo extra, antes de pintar, piensa en el tamaño. Al hablar de casas o camas para perros nos referimos al lugar que tu mejor amigo utilizará para descansar en el día e irse a dormir en la noche, es por eso que su casa debe ser amplia, permitirle moverse libremente y pueda echarse con holgura dentro de ella.

Ahora es tu turno, ten en cuenta estos 4 consejos al pintar la casa de tu perro y asegúrate que tu mejor amigo tenga un lugar hermoso y agradable.

También te puede interesar: