Pintura a la tiza, todo lo que debes saber

Categoría: Pintar muebles, Pinturas, Pinturas especiales

Las dudas más comunes que puedas tener sobre la chalk paint tienen una respuesta, para que te decidas por utilizarla en tus muebles y en casi cualquier cosa.

Aunque es un producto tan antiguo como la pintura misma, la pintura de tiza o chalk paint en inglés, se ha puesto de moda en estos últimos años. Gracias a su versatilidad y acabado distintivo, su uso tiene agradables ventajas con respecto a otras pinturas. A través de las siguientes preguntas, y sus repuestas, trataré de despejarte todas tus dudas.

¿Qué es la pintura a la tiza?

Justamente es una pintura en base a tiza o yeso, lo que se conoce técnicamente como sulfato de calcio y otros minerales. Se trata de una pintura muy antigua que se prepara solamente con el agregado de agua, y esto es básicamente todo, aunque algunos fabricantes pueden complementarla con acrílicos y otros aditivos para mejorar sus prestaciones. Pero mientras más cantidad de tiza contenga el acabado será más auténtico.

Lo que la hace especial es su fácil aplicación, logrando una terminación rústica y suave. Es muy similar a una pintura acrílica de acabado mate y sedoso al tacto. Además es espacial para técnicas como el decapé, sobre muebles y objetos decorativos.

¿Qué no es pintura a la tiza?

Escritorio chalkpaint

En el mercado se comercializan otros productos que dicen ser pintura a la tiza. Puede leerse en sus envases algo así como “Efecto chalk paint”, “Acabado tiza”, “Pintura tizada”, y también “Chalky smood finish”. Algunas de ellas tienen una proporción de tiza, otras simplemente están constituidas por otros componentes que solo imitan su acabado. Esto no quiere decir que sean pinturas de mala calidad, incluso pueden tener mejor adherencia a la superficie, pero no son propiamente una chalk paint.

¿Qué la hace especial en comparación a otras pinturas?

Uno de sus principales atributos es la sencillez de su aplicación, comenzando por la preparación de la superficie. Las pinturas a la tiza no requieren de lijado ni imprimado previos, por lo que se puede pintar directamente sin más consideraciones que un área limpia y seca.

El pintado es muy sencillo, similar a cualquier pintura al agua, como un látex o acrílico. No requiere lijado entre manos ni final. Esto puede variar según la suavidad y la terminación que se pretenda.

Otra particularidad que podemos destacar es que se trata de una pintura ecológica. Es decir que no contiene componentes tóxicos que se liberen durante su fabricación, su uso, o su desecho.

¿Para qué superficies o materiales es adecuada?

Candle pintura a la tiza

Se dice que ésta pintura es apta para cualquier tipo de material, hablando de madera virgen y barnizada, también melamina, piedra, vidrio o cristal, plásticos, metales, e incluso telas. Es verdad que tiene buena adherencia, eso sí, dependiendo de la porosidad de la superficie.

La verdad es que se trata de una pintura exclusivamente decorativa para ser aplicada en objetos que no requerirán prestaciones especiales. Ni tampoco resistencia al roce o a la intemperie, así que no se demanda demasiado de ella. Tendrá buena durabilidad si se utiliza como una pintura para decorar, pero si quieres resistencia debes utilizar el producto adecuado para tal caso.

Tampoco es indicada para exteriores, cocinas y baños ya que no tiene buena resistencia a la humedad. Algunos fabricantes agregan otros compuestos a la pintura tradicional para mejorar sus prestaciones en estos casos.

¿Por qué se ha puesto de moda?

La pintura a la tiza no es un invento de los últimos tiempos, mas bien de hace siglos. Pero a renacido justo en una época donde miles de amantes de la decoración y aficionados al bricolaje se interesan por la renovación de interiores y la restauración de muebles. Y es aquí donde surge como una opción para realizar cambios rotundos de manera sencilla, con poco trabajo y conocimiento, sin preocuparse demasiado por el acabado y de manera rápida.

Además de todo lo anterior es una pintura que se adaptar perfectamente a estilos de decoración vintage, Shabby Chic y nórdico, muy de moda en el presente.

¿Qué colores se consiguen en ésta pintura?

Mueble pintura lavada

Justamente los estilos mencionados en la pregunta anterior, son los que determinan en su mayoría los colores que los fabricantes eligen para sus cartas y colecciones. Por lo general se trata de colores pasteles, suaves que van muy bien con el Shabby Chic. Pero también tonalidades vintege: rosas viejos, verdes secos, turquesas y una variada gama de colores especiales para reacondicionar objetos decorativos y muebles para decoraciones vintage y de estilo retro.

¿Por qué se acostumbra a pintar muebles con ella, si hay otras pinturas para tal caso?

Por todo lo que dije anteriormente: acabado rústico, fácil aplicación, apta para todo tipo de materiales, colores especiales, compatible con los estilos de decoración de moda, etcétera…

Pero también hay que destacar que con ésta pintura es muy sencillo lograr efectos. Ya con renovar un mueble viejo y cambiarle el color es todo un logro, pero además obtener un decapado puede dar un detalle especial y distintivo. Además de la técnica decapé, se puede realizar la técnica de la madera lavada, stencil, superposición de capas de colores, pátinas, y envejecido con cera.

¿Necesita algún tratamiento especial antes y después de ser aplicada?

Envejecido encerado de chalkpaint

Antes de la aplicación. Como en todas partes se dice, no se necesita lijar la superficie antes de pintar con chalk paint. Pero una lijadita no vendría nada mal si quieres una mayor durabilidad y un mejor agarre de la pintura.

También se dice que no necesita imprimación, pero algunos especialistas del bricolaje recomiendan aplicar una mano para mejorar la adherencia, especialmente en muebles con capas anteriores de barniz o laca. Existen productos especiales como la imprimación para chalk paint indicada para este trabajo.

Después de aplicar la pintura puede dejarse como está, para apreciar su acabado mate y su particular textura. Pero si quieres mayor suavidad puedes lijar con una lija muy fina (300 o 400) muy suavemente, para limar asperezas y nivelar la superficie. Por otra parte un lijado más intenso, y especialmente en las esquinas y bordes otorgará el efecto decapado característico.

Para los que quieren proteger la pintura y realzar su efecto lo pueden hacer con una cera incolora, aplicada con brocha para cera o muñequilla. Para lograr un efecto envejecido se lo hace con cera oscura. Pero la protección puede ser aún mayor con la aplicación de un barniz protector para chalk paint o simplemente un barniz al agua. Recuerda que no puedes aplicar barniz si el mueble ha sido encerado.

¿Existen distintas técnicas o modos de aplicarla?

Generalmente se pinta con brocha o pincel, y rodillo. Tienes dos opciones: un acabado rústico y duro, y otro más suave y sedoso. Para el primero se utiliza la pintura como viene en la lata, bien espesa. El pincel en éste caso no importa, hasta si es uno de mala calidad mejor. Así se notarán los brochazos en la pieza pintada, y no será necesario lijar ni antes, ni durante, ni después.

En cambio para lograr una terminación suave, el trabajo puede ser un poco más rebuscado. Al ser una pintura densa algunos suelen “rebajarla” con un poco de agua para hacerla más maleable, y que se noten menos las marcas de las cerdas. Es importante utilizar una brocha suave para evitar una terminación desprolija. También hay que destacar que una pintura más disuelta requerirá una mayor cantidad de manos para cubrir completamente al color anterior.

El rodillo suele utilizarse en planos y sobre áreas grandes, con él se puede lograr un acabado más parejo y sin marcas. Lo importante en este caso es lijar entre manos, cuando la pintura está totalmente seca, de manera suave para no decapar pero sí nivelar la pintura y lograr una superficie tersa.

¿Se puede hacer pintura a la tiza casera?

Tizas de colores

Claro que se puede hacer, y existen muchas variantes. El componente principal suele ser el yeso o escayola al que se lo mezcla con agua. Se pueden agregar otros ingredientes como cola vinílica, látex o acrílico para otorgarle mayor adherencia. El color se lo da la pintura acrílica.

De otra manera se suelen moler tizas (de escribir en pizarra) para obtener un polvo que nos servirá para la preparación. Utilizando tizas de un color determinado se lograría una pintura con la misma tonalidad, sin la necesidad de agregar algún colorante o pintura de color.

También te puede interesar: