Decorar espacios íntegramente en blancos

Categoría: Blanco, Colores, Colores y combinaciones, Neutros

El blanco es un color que es siempre bienvenido en el conjunto de colores de cualquier ambiente, combina con todo y tiene efectos muy agradables sobre las personas.

Basándose en aspectos técnicos se pueden decir dos cosas del blanco: que es la suma de todos los colores, y también la ausencia de todos ellos, ambas son válidas. Lo verdaderamente perceptible es que se trata de un color que irradia una marcada sensación de frescura, en especial si se utiliza en todos los elementos que hacen a la decoración. Las habitaciones dan la impresión de ser frescas y hasta a veces frías, por lo que es mejor escoger esta tonalidad en zonas de climas cálidos.

interior sofa blanco

Otra de las características del blanco es reflejar la luz, por esto es que es favorable en ambientes que desees potenciar la iluminación, especialmente la natural proveniente del exterior. Pero en ciertos casos esto puede resultar contraproducente, debido a que a determinada hora del día el ambiente tenga demasiada luz, lo que provocaría deslumbramiento.

Un ambiente puramente de blanco es difícil de imaginar, en realidad no es recomendado porque caeríamos en una decoración sin atractivos y aburrida. Lo mejor es incluir complementos de color que le den vida al ambiente.

Salón blancos

Una de las opciones es usar elementos decorativos de un mismo color, pero de distintos tamaños y dispersos de forma irregular en el ambiente. Este color puede hacerse presente en una lámpara, el estampado de alguna tela, un pequeño almohadón sobre el sofá, o cualquier otro objeto.

Otra alternativa es el uso de un conjunto de colores que llenen de vida al espacio. En este caso dos, tres o cuatro tonalidades serán las encargadas de, a través de distintos elementos, dar pinceladas de color en el entorno blanco.

Dormitorio luminoso

Pero a veces lo mejor no es utilizar un blanco puro, sino que una pequeña tonalidad hacia otro color luce muy bien. Por ejemplo un blanco roto, un perla o un gris muy suave.

Y por último la clásica manera de combinar blanco con negro, o maderas oscuras, siempre luce bien y es una alternativa moderna y elegante donde usar el blanco.

También te puede interesar: