Qué colores combinan con el gris en las paredes

Categoría: Colores de pintura, Colores Neutros, Colores y combinaciones

Esta es una forma sencilla de usar una combinación sin miedo a equivocarnos, utilizando el color que más nos gusta pero en perfecta armonía con el rey de los colores neutros, el gris.

A través de las distintas combinaciones de colores que pueden lograrse con el gris se crean espacios para todos los gustos. Usando como base las paredes pintadas de gris, generalmente blanco para acompañar, veremos cómo algunos de los colores vibrantes dan la nota de color o acento.

Gris y blanco

Interior gris y blanco

Para comenzar, una de las combinaciones más sencillas es con blanco. Si te gusta la luz y la serenidad de ambos colores puedes utilizarlos sin miedo. Pero ¡cuidado!, el resultado puede ser algo soso e inexpresivo si no juegas con las formas y las texturas adecuadamente.

Gris y naranja

Tal vez es una de las combinaciones con gris más comunes. Es un color que rompe con la serenidad de la tonalidad neutral y aviva cualquier tipo de ambientes. Recomendado para todos los espacios, especialmente cocinas modernas, salones y dormitorios principales.

Interior gris y naranja

El naranja puede abarcar todas las tonalidades, desde las más vibrantes (mandarina, caldera) hasta las más oscuras y sobrias (teja, canela, calabaza), dependiendo del acento que se le quiera dar.

Gris y verde

Interior gris y verde lima

Un verde bastante intenso y joven destaca de sobremanera sobre el fondo gris. Especial para habitaciones juveniles, comedores, salones modernos y baños. Con verde oliva genera un espacio más sobrio, pero no por eso menos atractivo. Ésta sí para dormitorios principales, la sala o la oficina.

Gris y morado

Dormitorio gris y morado

El purpura o violeta, donde se encuentre, crea una habitación con un toque de distinción. Junto al gris no pierde sus cualidades. Conviene usarlo en forma medida. Recomendado para dormitorios principales, cocinas muy modernas, baños, salones.

Gris y rojo

Sala gris y rojo

Una combinación actual. Conviene escoger con precisión la tonalidad de rojo a utilizar para no agobiar, pero se pueden lograr espacios muy atractivos. Apto para dormitorios matrimoniales, salones y cocinas.

Gris y amarillo

Interior gris y amarillo

De la misma forma que el verde lima, el amarillo brinda vida y luminosidad. Bueno para comedores elegantes, salones, dormitorios en general.

Gris y azul

Cuarto gris y azul

El color azul es pasivo y frío, características similares al color neutro. Podemos generar espacios frescos en apariencia, pero a la vez de gran elegancia y relajación. Con turquesa avivaremos un poco más la combinación. Se recomienda usar una tonalidad de gris suave (ceniza o perla).

Gris y rosa

Interior gris y rosado

Queramos o no el color rosa es un color femenino, y así mismo se ve un ambiente donde se lo utilice, y el gris y el blanco son las tonalidades con las que mejor se lleva. Especial para habitaciones de niñas.

Gris y Negro

Gris y negro

Como la primera combinación que vimos, el gris siempre va a ser buen compañero de otra tonalidad neutra. En este caso el negro aporta la elegancia y el dramatismo que lo caracterizan. Un dueto especial para un cuarto principal, una sala elegante, una cocina moderna y actual. Todos los espacios en los que se utilice esta combinación lucirán sobrios y elegantes.

Gris y maderas

Gris combinado con madera

En este caso la nota de color corre por parte de la madera. El color natural de sus vetas, cafés, marrones y ocres armonizan perfectamente con los grises. Esta es una combinación apropiada para el lugar que desees, donde quieras y sin temor a errar.

Recuerda que si tienes un espacio oscuro debes usar tonalidades de gris suaves. Los objetos en color atraerán las miradas, por ello procura escogerlos sabiamente priorizando los detalles. Al gris le sientan bien las maderas claras y otros colores neutros.

También te puede interesar: