Qué es el acabado «piel de naranja» en pintura, y cómo evitarlo

Pintura piel de naranja

Categoría: Como pintar, Consejos útiles

La piel de naranja es el nombre que se le da a un inconveniente en el trabajo de pintado de superficies, especialmente si se realiza con rodillo o pistolas neumática.

Este problema de pintado puede tener varias causas, pero básicamente se resume en una mala aplicación e incorrecto secado de la pintura.

Qué es el efecto cáscara o piel de naranja

Generalmente se trata de un efecto no deseado que produce la pintura sobre una superficie lisa, haciendo que se vea rugosa, similar a la piel de naranja. Las ondulaciones de la pintura distorsionan la luz reflejada, por lo tanto el brillo no será homogéneo, lo que disminuye la calidad del acabado.

Esta imperfección se hace más evidente en la aplicación de pinturas brillantes sobre superficies suaves, tales como muebles, aberturas y suelos. La cascara de naranja es mucho más indeseable en carrocerías de vehículos, y superficies muy visibles o expuestas al tacto.

Cuáles son las causas

Pintura rugosa

El efecto se produce cuando la pintura se aplica con rodillo o con pistola. Esto puede suceder por:

  • Exceso de aplicación de pintura
  • Temperatura ambiente inadecuada
  • Viscosidad muy alta o baja

Con rodillo

  • El rodillo tiene la lana muy larga

Con pistola o soplete

  • Baja presión de aire
  • Boquilla incorrecta
  • Mala regulación de la pistola

Cómo evitar la piel de naranja

Rodillo pintura naranja

Es frecuente en paredes debido a una rápida absorción del agua en la superficie. Para evitar que absorba el solvente demasiado rápido, aplica la imprimación correcta antes de pintar.

Evita que el material se encuentre muy espeso. Para que la pintura se nivele mejor, dilúyela si es necesario, con agua o el solvente adecuado para cada tipo.

La viscosidad de la pintura y la evaporación del solvente también dependen de la temperatura ambiental. No pintes en días muy cálidos, muy fríos o bajo el sol.

Respeta los tiempo de secado y curado de manos previas. El dejar secar adecuadamente la pintura antes de aplicar la mano siguiente mejora notablemente el acabado.

Cuando pintes con rodillo: utiliza el adecuado, dejando los de lana larga para superficies texturadas, y los de lana corta para superficies suaves.

Cuando pintes con pistola: infórmate sobre la correcta regulación, la presión adecuada de aire y la boquilla indicada para cada trabajo.

Cómo corregir la pintura

Si resulta desagradable el efecto de piel de naranja, la única solución que tienes es el lijado y el repintado de la zona. Hay que distinguir que no es lo mismo una pintura mal hecha en una pared que en un vehículo. Son casos totalmente distintos que requieren trabajadores especializados para obtener un buen resultado.

En el caso de paredes, muebles ordinarios y superficies comunes, deberías lijar con una lija 100 a 150, hasta eliminar la rugosidad, pero sin dañar el soporte (material o superficie sobre el cual se a tomado la pintura). Si se ha rallado demasiado, lija con 180 a 200 para suavizar el área.

Luego de una buena limpieza, vuelve a pintar de manera adecuada y en las condiciones nombradas en el título anterior, para evitar que se vuelva a producir.

También te puede interesar: