Receta de pintura ecológica casera a base de leche

Pintura casera con leche

Categoría: Pinturas, Preparación de pinturas

Una sencilla manera de hacer una pintura ecológica con ingredientes económicos y fáciles de encontrar en casa, donde la leche es el componente que actúa como aglutinante.

Antes de pasar a la receta sería bueno tener en claro cuándo una pintura es ecológica. Consideramos que es así cuando se fabrica en base a productos de origen natural, de fuentes renovables y biodegradables. Es decir que las materias primas generalmente se obtienen de vegetales y minerales abundantes en la naturaleza.

Al utilizar agua como disolvente las pinturas ecológicas no producen compuestos orgánicos volátiles, los cuales no solamente son contaminantes del aire, sino que pueden provocar malos olores, problemas respiratorios y otros trastornos de la salud.

Cómo hacer la pintura

Leche

Esta pintura ecológica que te presento hoy está hecha a base de caseína, la cual es una proteína que se puede extraer de la leche y de algunas plantas. Si sabes algo sobre los componentes de las pinturas, sabrás que uno de ellos es el aglutinante o aglomerante, y es la función de la caseína. En este caso se obtiene de la leche, pero también puedes comprarla en polvo lista para preparar.

Ingredientes

Para obtener aproximadamente un litro de pintura blanca es necesario utilizar:

  • 2 litros de leche descremada
  • 100 cc de vinagre blanco
  • 100 gramos de cal hidratada, tiza o polvo de mármol
  • Agua en cantidad suficiente

Obtener caseína a base de leche. Calienta la leche en un recipiente adecuado hasta justo antes de que hierva. Fuera de la cocina agrega el vinagre blanco poco a poco, a medida que revuelves el recipiente. Todo esto hará que se separe la leche en cuajo y suero, y es el primero de consistencia pastosa el que utilizarás para la elaboración de la pintura.

Preparación de la pintura. Para separar la parte sólida de la líquida se puede utilizar un colador grade o un filtro. Esta pasta formará parte de la pintura y se transformará en el aglutinante. El pigmento que le dará color blanco serán los 100 gramos de cal apagada, tiza o polvo de mármol, el cual debes mezclar en unos 200cc de agua para obtener una buena disolución. Una vez concluido este paso es hora de aunar la caseína obtenida de la leche con la mezcla de agua, y batir hasta obtener una mezcla homogénea. Si es necesario agrega más agua para obtener la consistencia apropiada para pintar.

Dónde y cómo utilizar la pintura

La pintura a base de caseína es de acabado opaco, y espacial para pintar en interiores en superficies absorbentes como yeso, cemento, madera natural o empapelados pintables. No posee buena adherencia sobre superficies metálicas, plásticas, con pinturas de acabado brillante o esmaltes sintéticos. Tampoco es recomendable para sectores con humedad permanente.

También te puede interesar: