Ambientes frescos con luz y color

Dormitorio en color malva

Categoría: Blanco, Colores, Cómo combinar, Propiedades del color

Decorar con colores los colores adecuados, junto a telas livianas y acompañando con buena iluminación genera un ambiente luminoso y de apariencia fresca.

Justamente el color y la luz son aspectos muy importantes en la decoración, y tienen la capacidad de generar un clima especial. Obtener un ambiente fresco es muy apropiado en casas de climas cálidos y de reducidas proporciones.

Los colores correctos

Para obtener un espacio refrescante no hay como los colores fríos acompañados por tonalidades neutras suaves, en especial el blanco. La gran gama de verdes, azules y violetas son las tonalidades que crean sensación de frescura, y que deberías incluir en paredes o el resto de la decoración.

Las combinaciones

Decoración azul y gris

Como decíamos… no solamente son buenas las tonalidades frías para generar un ambiente fresco, sino porque también tienen la capacidad de ampliar visualmente las dimensiones de un espacio. Mucho mejor si son tonos medios y pasteles.

Su compañía perfecta, el blanco o blanco roto y tonalidades grises bien suaves, ayudan a que la luz inunde el área.

La iluminación

verde y blanco

También la buena iluminación favorece a los colores. Por eso es bueno propiciarla no solamente con la pintura en las paredes sino con cortinas blancas y de telas livianas, con maderas en tonos claros, y con todo tipo de textiles en el mismo conjunto de colores. Dejando en pequeños objetos a los colores más vivos y oscuros.

No es tan complejo, la utilización de colores pasteles combinados con tonos neutros casi siempre da buenos resultados. Empieza por el cambiar la pintura de las paredes, continúa por los textiles y culmina dando toques vistosos con complementos. La utilización de detalles metálicos, cristal, maderas claras, plantas de interior y flores puede ayudarte.


También te puede interesar: