Pinturas magnéticas, características y usos

Categoría: Pinturas, Pinturas especiales

La pintura magnética es de gran utilidad en la conservación y el buen estado de las paredes, ya que gracias a su utilización se comienza a prescindir de clavos, puntas, tornillos y todo aquello que solemos utilizar para colgar objetos dañando a la pared. A través de las imágenes podrás ver ideas de los posibles usos de este material.

Ya no es necesario dejar orificios, sino que las fotografías, cuadros u otros objetos de poco peso pueden ser colgados por medio de imanes que se adherirán perfectamente a la nueva pintura.

Las pintura magnética o imán poseen pequeñas partículas de hierro, las cuales atraen (o son atraídas) por los imanes que posean los objetos que sean adheridos, tal cual lo hacemos habitualmente en la heladera o nevera.

El color de la pintura generalmente es de un color gris oscuro, de la cual se deben aplicar de 2 a 3 manos para obtener un buena adherencia de objetos imantados.

Luego se utilizará una pintura convencional al agua, o inclusive un empapelado, para otorgar otra coloración o decoración a la pared donde sea utilizada. No es necesario aplicarla en toda una habitacion, basta en solo una pared que hará de soporte para los objetos que deseemos adherir.

Por su característica es un material que puede ser utilizado en habitaciones infantiles, oficinas, estudios, cocinas, aulas escolares o donde la creamos conveniente. Volviendo sencilla la modificación de la decoración y otorgando practicidad en estudios y oficinas.


Imágenes de pintura-iman.com

La pintura no posee imán ni propiedades magnéticas, sino que posee metales que son atraídos por otros metales con estas propiedades, por lo que no es perjudicial para la salud y no interfiere con aparatos electrónicos.

Temas Relacionados:
Decorando las paredes con pintura metalizada

También te puede interesar: