Efectos ópticos logrados con color y pintura

Sala en dos colores

Categoría: Decoración, Pintar interiores

Con pequeñas pinceladas de color se pueden lograr espectaculares efectos ópticos con pintura. El objetivo es crear un lugar especial pasando por alto las líneas y lo tradicional.

La pintura nos permite crear interiores muy originales siempre haciendo algo innovador o distinto. Por lo que NO es necesario dejar un color para cada material, o un solo color para cada superficie. Tampoco tienes que respetar las líneas comunes de construcción y de los revestimientos. Si haces un uso ingenioso de los colores puedes crear algunos efectos ópticos con pintura, lo que te permitirá decorar de manera muy original los ambientes de tu hogar. Éstos son algunos ejemplos:

Franjas horizontales para crear efecto de continuidad

Pared con franjas pequeñas

Las franjas tienen la capacidad de transformar una pared, y aparentar que se vea mas alta o mas ancha. Todo depende de la dirección de las líneas. Además crear un efecto de continuidad si se extienden a otras paredes.

Existen cientos de maneras de pintar franjas, horizontal, vertical o diagonal. Muy anchas o delgaditas. De igual tamaño o alternando de distinto ancho. Bien paralelas y alineadas, o en distintas direcciones. De dos o tres colores o multicolor. Alternando pinturas de igual color pero distinto brillo o efecto. Rectas o curvas. En toda una pared, o solo en un rincón. Muy visibles o apenas imperceptibles. Y la lista sigue…

Dividir un ambiente en dos

Ambiente infantil en blanco y azul

El objetivo de esta nota es mostrarte cómo salirte de las líneas habituales, y no hay mejor ejemplo que pintan un ambiente de dos colores, pero no de la manera tradicional. El ejemplo más común es hacerlo en una pared.

Y si llevamos esto un paso mas allá… pintar todo un ambiente, utilizando dos tonalidades para toda una habitación. Así creamos una separación visual, creando dos sectores notablemente distintos. Es una buena idea para un cuarto infantil o de adolescente, especial para un dormitorio compartido.

Destacar un sector en especial

Efecto óptico en el rincón

Existe la manera tradicional de pintar la casa: los techos de un color, las paredes de otro, y las aberturas (puertas y ventanas) de otro distinto. Pueden haber algunas variantes comunes como evitar el color blanco en el techo, y optar por un tono diferente para destacar una pared. Aunque seguimos cayendo en lo común y corriente.

Pero que tal si creas con pintura un pequeño rinconcito, un lugar especial del mismo color que llame a la atención. El color es el encargado de lograr este lugar.

Simular la luz de una lámpara

De la misma manera que el ejemplo anterior, es una de las maneras de crear un sector apartado del resto del ambiente. Incluso es muy agradable en exteriores. La pintura simula la luz proyectada por una lámpara, incluso en el suelo.

Destacar y desplazar puertas o ventanas

Pintura fuera de lugar

Este es un recurso que puede utilizarse principalmente en espacios grandes, aquí una puerta, una pequeña ventana o un hueco hacia otro ambiente, puede tomar protagonismo al instante. La gracia es usar otra tonalidad a la de la pared, un color más oscuro, claro o intenso. El desplazamiento se logra copiando la silueta de la ventana o puerta hacia un lado, como si el pintor hubiera errado con la pintura. Sin duda un  efecto tan sencillo como original.

Ocultar puertas y muebles con pintura

Puerta y pared mismo color verde oscuro

Ahora vamos al otro extremo, en el caso de que no deseemos que un puerta o una ventana se vea, o por lo menos llame poco la atención. En este caso basta sólo con pintarla de igual color a la pared. Del mismo modo con un mueble, una estantería o unas simples baldas flotantes.

El truco de “ocultar” cosas de esta manera es muy apropiado en ambientes pequeños o con muchos muebles, lo que permite liberar el campo visual evitando que los espacios se vean recargados.

Bajar el color del techo hacia las paredes

Techo rebajado azul acero

De la misma manera que es posible traspasar con pintura entre paredes, también es posible continuar con el color del techo hacia una porción de los muros. Pasando por alto las esquinas, incluso pintando molduras si las hubiere.

Utilizar esta efecto visual, no solo hace ver los interiores originales, sino que baja la altura del techo a primera vista. Los colores, los decides tú.

Tienes cientos de maneras crear originalidad con la pintura en las paredes, combinando colores, creando contrastes, sin ningún respeto por las líneas de la construcción. Te recomiendo que busques ideas, y la apliques en cualquier interior de tu hogar, notarás un gran cambio.

También te puede interesar: