Cuatro maneras de pintar un ambiente

Categoría: Colores, Cómo combinar

Pintar las paredes de un color y los techos de blanco no es la única forma de pintar a una ambiente. Se puede experimentar con diversas configuraciones para crear espacios un poco mas originales.

El clásico techo blanco

Generalmente un cielo raso de blanco favorece a la luz en el ambiente, el toque de color lo vienen a dar las paredes. Pero puede cambiarse esta clásica forma pintando el techo de otro color distinto al blanco, se pueden lograr efectos sorprendentes. Los colores o oscuros y los cálidos pueden acercar visualmente el techo, por otra parte los colores claros y fríos lo alejan haciéndolo indicado para techos bajos.

Como un cubo

Pintar las paredes y el cielorraso de un mismo color es otra alternativa. De esta forma no nos complicamos con recortes, y creamos una ambiente uniforme, moderno y atípico. Se puede utilizar una moldura o cenefa entre techo y pared en otro tono.

3 paredes, techo y pared

Imagínate dos piezas que se encastran entre sí. Una compuesta por tres paredes, y la otra por la pared restante y el cielorraso. Puede resultar novedoso y especial para un ambiente amplio.

Solo una pared diferente

Pintar una pared diferente es muy común, puedes pintar una pared de otro color a las restantes incluso cuando utilizas el techo de blanco, pero también puedes utilizar un color para todo el ambiente excepto para una solo pared. Destaca de esta forma este sector o crea efectos visuales.

Temas Relacionados
Una pared roja
Crear efectos con los colores
Pintando los cielorrasos a todo color

También te puede interesar: