La onda inconfundible del estilo retro

Categoría: Decoración, Estilos de decoración

“Retro” es un prefijo de origen latino que significa hacia atrás. El estilo conocido como retro refleja la estética de las décadas del 50, 60 y 70. Aplicado al diseño, el término se refiere a ir hacia atrás en el tiempo a décadas anteriores.

Empapelado retro©Pixers/homify.com.ar

Esta época fue conocida por su espíritu innovador y transgresor, su desafío a las reglas establecidas y un enorme deseo de experimentar. Empieza dejando atrás la depresiva atmósfera post-guerra y se embarca en un viaje de descubrimiento de la forma, los materiales y el color. El resultado es una estética con muchísima personalidad, que revolucionó el mundo en su momento y que aún hoy en día nos genera nostalgia y ganas de haber vivido esos tiempos.

En términos de decoración, lo más recomendable es integrar unas cuantas piezas retro con el resto de la casa, ya que zambullirnos por completo en un estilo tan determinante, podríamos terminar creando ambientes que más parecerían sets de programas de televisión de hace 50 años.

Piso ajedrez©Russian for fish/homify.com.ar

Definiendo los límites del estilo retro

No por la generalidad del prefijo retro podemos inferir que cualquier pieza de tiempos pasados puede ser categorizada dentro de este estilo, porque apenas si cubre unas pocas décadas del pasado reciente. Si bien el estilo retro históricamente se refiere a la estética de las décadas del 50, 60 y 70, también es un proceso evolutivo, ya que objetos típicos de los años 80 e incluso 90 están empezando a hacer apariciones como piezas de colección. Es así como seguramente en unos años redefiniremos el período que abarcan el estilo retro sumándole unas cuantas décadas más.

Retro versus vintage

Es muy fácil confundir el estilo retro con el estilo vintage, pero una vez que se entiende que existe una disparidad en los períodos que ambos cubren, nos será más fácil no caer en ese error. El estilo vintage se compone de piezas originales, que van desde los años 20 a los años 70. La superposición de un par de décadas es lo que genera la confusión.

Ambiente vintaje colorido©Kornienko-Partners/homify.com.ar

Po otra parte el estilo retro, al cubrir el período del 50 al 70 y más recientemente extenderse un par de décadas más, se concentra en piezas de manofactura más reciente y busca piezas icónicas de la cultura pop art. La música, el cine y la televisión han relacionado los objetos y elementos retro con canciones, películas y programas de culto, mientras que el estilo vintage se concentra más que nada en la impecable manufactura y en la comprobada calidad y durabilidad de las piezas fabricadas en épocas pasadas.

A la caza de muebles, adornos, aparatos y accesorios retro

Las piezas de este estilo pueden ser originales o fabricadas recientemente imitando objetos de esa época. Claro está que nunca tendrá el mismo encanto un mueble o aparato original, que uno fabricado este año siguiendo los lineamientos de un estilo famoso. Hecha esta aclaración se puede suponer que podremos encontrar piezas de factura reciente, pero de este estilo en tiendas o fábricas especializadas.

Render estilo retro©Arch/tecture/homify.com.ar

Si queremos piezas originales, por otro lado, la búsqueda puede complicarse, pero al mismo tiempo convertirse en una actividad mucho más estimulante y divertida. Existen tiendas maravillosas con una amplia oferta por internet, como la inglesa Retro Living. Los mercados de pulgas son verdaderos filones, donde encontraremos desde discos de vinilo, hasta muebles, televisiones, posters, heladeras y adornos típicos de los años 50, 60 y 70. Las ferias americanas, ventas de cosas usadas o las ventas de garaje también pueden esconder algunas sorpresas. Por último, el ejército de salvación puede ser un lugar inesperado en el que encontremos piezas realmente sensacionales.


También te puede interesar: