Cómo pintar un monoambiente, colores e ideas

Categoría: Ambientes, Otros espacios

Monoambiente de colores neutros

Un monoambiente es una espacio pequeño que muchas veces presenta inconvenientes a la hora de ser decorado, empezado por la elección del color de las paredes y la manera de combinar los colores. Pero un espacio de pocos metros cuadrados no tiene porqué verse mal, y con algunas ideas puede que tu monoambiente luzca como tu quieres.

Los colores de pintura

Para comenzar, debemos evitar que el espacio se vea pequeño, oscuro y desordenado, por lo que optaremos por colores claros que hagan que el ambiente luzca amplio. La luz, natural como también artificial, debe inundar cada rincón del espacio. Los colores que puedes utilizar son el blanco, el blanco roto, el gris ceniza, y muchos más.

Monoambiente blanco luminoso

Puedes pintar de manera clásica, el techo de color blanco y usar otra tonalidad suave para las paredes, o de otra forma, de un color claro todos las paredes inclusive el techo. Ésto último crea una sensación de continuidad visual que disimula los límites del ambiente, obligando a la vista a enfocarse en los colores de detalles y la decoración.

No está de más usar el recurso de pintar una pared de un color diferente al resto, es una técnica que nunca falla para crear un acento agradable y crear originalidad en el lugar. Pero, en lo posible, la pared debe ser pequeña, también puedes pintar un pequeño muro divisor o solo un rincón.

Monoambiente con una pared roja

Otra manera de crear toques de color es agregando tonos intensos en el sofá, en los muebles de la cocina,en los almohadones de la cama, o en lámparas y cuadros, y más.

Ideas y consejos al decorar un monoambiente

La cantidad de muebles necesarios de funciones totalmente distintas, el reducido tamaño, la movilidad dentro del ambiente, y la buena apariencia deben agruparse en la decoración de un monoambiente, y aunque parece difícil, estos consejos pueden ayudar.

Division en monoambiente

Por mas que sea un espacio unificado siempre puedes agregar una pared divisoria, sin puertas, como un panel de madera, un muro de vidrio translúcido o una estantería abierta. Esto crea un poco de intimidad y sensación de separación de un sector con el resto del espacio.

Usa solo los muebles necesarios, siempre funcionales y de apariencia ligera, es decir que no sean muebles grandes y voluminosos que harán ver al espacio aún más pequeño y apretado.

Pequeño monoambiente ordenado

Mantén siempre el orden, esto resulta vital en espacios reducidos. Con cada cosa en su lugar y solo lo necesario el monoambiente se verá más despejado y agradable.


También te puede interesar: