Colores de pintura para fachadas y exteriores

Categoría: Colores, Colores y combinaciones, Exteriores

Elegir el color para pintar el exterior de una casa, o simplemente la fachada, puede ser una decisión difícil de tomar. Entre otros factores, debes tener en cuenta el estilo de la vivienda, el entorno y, por supuesto, el gusto del propietario. Tal vez clasificando los colores te sea más sencillo encaminar tu gustos, y así elegir la opción adecuada.

Colores Tierra o Naturales

Naturales - Opra Nova

Estos colores de pintura son muy comunes en casas de estilo rústico, estilo santa fe, chalets o cabañas. Son tonalidades que se complementan con el paisaje si la vivienda se encuentra en una zona rural, y se lleva muy bien con la madera. El resultado generalmente es una casa de aspecto sobrio y elegante.

Algunos de los colores naturales son: beige, marrones, cremas, ocres. Es muy frecuente que se usen dos tonalidades para pintar las paredes exteriores cuando se usan colores tierra; por ejemplo, una tonalidad beige combinada con blanco, con marrón, o con una pintura de color intenso.

Colores Neutros

Neutros - ISHIMORI ARCHITECTS

Podemos llamar neutros a los negros, los blancos, y la gran gama de tonos grises, todos los cuales son los colores más usados para pintar fachadas y exteriores de viviendas. Son una apuesta segura casi para cualquier tipo de construcción, especialmente para estilos modernos. Si quieres inspiración de cómo pintar una vivienda de estilo moderno puedes encontrar otras propuestas en esta web.

Colores Apagados

Apagados - DESARROLLOS PROYECTA

Si lo que pretendes es darle color a una fachada pero que no luzca tan estridente, lo que necesitas es una tonalidad apagada o insaturada. Son especiales en vecindarios con casas contiguas, aunque lucen bien en cualquier construcción. No cansan a la vista y se complementan muy bien con los colores del entorno, que generalmente son naturales o neutros.

Colores Suaves

Suaves - ESTUDIO CLARIA

Son menos comunes pero también pueden ser usados en casas de estilo clásico, generalmente en combinación con un tono más intenso de la misma gama, negro o blanco. Los colores suaves se aprecian delicados y dan un matiz distinto al de los neutros, y sin agobiar.

Colores Vibrantes

Es mucho más común usar un color vibrante combinado con otro natural o neutro, de esta manera se logra resaltar una parte en particular de la construcción, y luce muy adecuado en los estilo más actuales.

Vibrante - HELENE LAMBOLEY ARCHITECTE DPLG

Pintar todo el exterior de una casa con una pintura intensa puede ser una apuesta más arriesgada. No siempre queda bien y no luce adecuado para ciertos estilos arquitectónicos. Aunque todo esto no quiere decir que no sea posible, ya que podrás apreciar viviendas pintadas de rojo, azul o verde que lucen bastante pintorescas. Elegir el color depende de varios factores, pero en este caso conviene asesorarse con un profesional y hacer pruebas.

Fotos: homify.com.ar


También te puede interesar: