Pintando los interiores en verde menta

Categoría: Colores, Suaves, Verde

El verde menta es una tonalidad de verde suave y refrescante, un color de pintura especial para ambientes donde queramos dar un toque de frescura y luminosidad.

Tal vez también lo conozcas como verde agua o aguamarina. Aunque estas indicaciones valen para tonalidades similares como los turquesas suaves o el verde jade.

Con qué combinar al menta

El verde menta es ideal para acompañarlo de blanco, con lo que se genera un espacio muy luminoso y de apariencia refrescante. También puede ser acompañado de azul claro lo cual potencia la sensación de frescura, es especial para casas en zonas de clima cálido o en la playa.

Dormitorio pequeño menta y blanco

Otra de las tonalidades con las que puedes combinar a éste verde es el beige, pero no cabe duda que son el rosa suave, el coral, el verde manzana, o el malva los indicados para dar una pincelada de color al ambiente que se está decorando. Las maderas siempre son una perfecta compañía.

Verde menta en la cocina

Cocina verde menta

La combinación de verde menta y blanco es muy apropiada para la cocina, ya que crea una sensación de limpieza y amplitud, favoreciendo a la iluminación natural. Puedes pintar las paredes de verde y utilizar muebles blancos, o de otra manera: es posible que pintes tus muebles o puertas de verde menta en un espacio de luminoso blanco o roto.

Verde menta en el dormitorio

Dormitorio menta y manzana

Usando ésta tonalidad en un dormitorio lograrás un espacio relajante y delicado. Si ves el espacio un poco deprimido recuerda que puedes combinar con otros colores pasteles como el rosa, el malva o el arena, o un verde más intenso como el manzana o el esmeralda.

También te puede interesar: