Pintar y decorar con colores suaves

Categoría: Colores, Suaves

Los colores suaves, también llamados colores pasteles, son un clásico cubriendo las paredes, también en tapizados, y toda clase de textiles en la decoración. Se utilizan para favorecer a la iluminación ya que reflejan la mayor parte de la luz natural del día, o la artificial de las lámparas de noche.

Dormitorio verde suave

Otra característica de los colores suaves es que lucen muy delicados acompañándolos de la manera adecuada. Por eso son especiales para un cuarto de bebés, ambientes femeninos, o estilos de decoración como el Romántico y el Shabby Chic.

Algunos hemos usado los colores pasteles hasta el cansancio. A veces obteniendo resultados comunes e inexpresivos, pensando en la luz y el espacio sin darnos cuenta  de que el ambiente debe reflejar un carácter, una personalidad, lo que habitualmente se obtiene con colores más definidos.

Colores suaves lavanda y celeste

La solución a esto está en acompañarlo siempre de blanco, el cual acentúa la tonalidad del color suave ademas de mejorar la iluminación. A esto puedes agregar pinceladas de colores intensos en el el mismo tono u otros que combinen, por ejemplo incluyendo almohadones en colores vistosos, cortinas con detalles en un color intenso, y también en los adornos, los cuadros, las alfombras, o pintando un pared, etc.

Colores azules suaves

Por esto a los colores pasteles no hay que dejarlos de lado, por el contrario es necesario explotar sus características combinándolos con las tonalidades adecuadas, para así darle un carácter distintivo al sitio donde se los utilice.


También te puede interesar: