Algunos rodillos para tareas especiales

Categoría: Herramientas

El rodillo es una herramienta imprescindible en los trabajos de pintura, especialmente para pintar las paredes. Casi nada se escapa de la pintura si contamos con un buen rodillo y una buena brocha. Pero también en el mercado hay rodillos especiales que pueden hacernos la tarea más sencilla y veloz.

Rodillo para curvas

Rodillo para tubos y superficies curvas

Si deseas pintar un caño o columnas de concreto de forma cilíndrica, tal vez necesites este rodillo que puede hacer mucho mejor y más rápido el trabajo. El rodillo no tiene un cilindro sino 3 o más, los cuales giran de forma independiente, y el eje que los sostiene se adapta a la curva del objeto a pintar.

Rodillo para esquinas

Rodillo para esquinas

Muy similar a una rueda, es especial para llegar totalmente a las esquinas sin que roce ninguna parte dura de la herramienta sobre la muralla.

Se puede pintar más rápido que con la brocha y sin dejar marcas. No es apto para recortes.

Puedes encontrar otros rodillos para esquinas con rueda de espuma de poliuretano.

Rodillo para recortar

Rodillo para recortar

Es una herramienta muy útil para pintar junto a zonas que no serán pintadas, por ejemplo junto a zócalos, al techo, y en cortes o cambios de color. En todos estos casos se acostumbra usar brocha, y colocar cinta de papel para no manchar.

Con este rodillo debería hacerse el trabajo mucho más rápido además de no dejar las rayas o marcas de brochazos, muy evidentes en pinturas satinadas o brillantes.

Rodillo para rejas

Rodillo para pintar rejas

Para pintar una reja necesitas trabajar de un lado y de otro del hierro con el que están construidas. Con este rodillo podrías pintar ambas partes de una vez, ya que tiene dos cilindros enfrentados que pintan simultáneamente en una misma pasada.

Mini rodillos

Mini rodillos

También puedes encontrar rodillos con un cilindro pequeño. Estos son muy útiles para pintar recovecos y en zonas difíciles de llegar. Son especiales trabajando sobre objetos de formas intrincadas, por ejemplo un radiador.

También los puedes conseguir con mango (estribo, cabo, varilla) de distintas medidas, de la misma manera el largo del cilindro.

Rodillo para exteriores

Rodillo para fachadas

Un rodillo para pintar paredes en exteriores debe ser de pelo largo, para almacenar gran cantidad de pintura y de esta manera cubrir la mayor cantidad de superficie con una sola carga en la bandeja. Por otra parte el largo de la lana hace que penetre en los huecos si la pared llegase a tener una textura irregular. También los extremos deben ser redondeados, para no dejar marcas y alcanzar las esquinas.

Rodillo para veladuras

Rodillos para veladuras

La veladura es una técnica que consiste en pintar con un rodillo tradicional una pared, y antes que la pintura seque pasar una esponja o trapo el cual descubre el color de pintura anterior, dejando un efecto texturado bastante decorativo. Este rodillo se usa en reemplazo de la esponja o trapo.

Quizás no consigas todos estos rodillos en las tiendas de tu ciudad, incluso algunos están a la venta solo en algunos países, y solo para revendedores de forma on-line.


También te puede interesar: