Cuándo usar fijador al disolvente o al aguarrás

Categoría: Preparación de superficies

Como todo producto para imprimar las paredes… el fijador al disolvente, también llamado en otras zonas fijador al aguarrás, es utilizado para preparar la superficie antes de aplicar la pintura definitiva. La diferencia es que se usa en casos especiales gracias a sus características.

Pared vieja

Sobre una pintura al aceite

En el caso de que desees pintar sobre una pared que anteriormente ha sido aplicada una pintura al solvente, como por ejemplo esmalte sintético. Y ahora decides cambiar de tipo de pintura, un látex o pintura plástica al agua. En este caso debes lijar la superficie, eliminar el polvo resultante del lijado y aplicar una mano de fijador al disolvente, antes de la nueva pintura. Este proceso creará una superficie apta para la correcta adherencia del nuevo material.

Sobre superficies en mal estado

Se aconseja el uso de este fijador sobre áreas de poca adherencia a causa de encontrarse entizadas, porosas, envejecidas o pulverulentas. El fijador al disolvente hace que la superficie se afirme y se torne resistente para el posterior pintado con cualquier otro tipo de pintura.

Sobre hormigón al la vista

Este producto también puede ser aplicado en hormigón visto, especialmente en exteriores, gracias a su penetración ofrece una protección extra para la superficie del deterioro.

Sobre manchas de humedad

Hay paredes que tienen manchas de humedad que en ocasiones vuelven a florecer después de la aplicación de un fijador al agua o una pintura de la misma característica. En este caso el fijador al disolvente impide el resurgimiento de las manchas. Es importante aclarar que la fuente de humedad debe estar reparada o solucionada.

Antes de una pintura satinada o brillante

Una cualidad destacable del fijador al disolvente, o al aguarrás, es que regulariza la absorción de la superficie haciendo que las capas posteriores de pintura luzcan más homogéneas. Esto es muy importante si ésta pintura es de acabado satinado o brillante, ya que gracias a la mano previa de fijador al disolvente se obtiene como resultado un brillo parejo en toda la pared tratada.

Espero que con estos ejemplos te haya quedado claro cuándo usar fijador al disolvente, en otros casos puedes usar el convencional y más económico fijador al agua.


También te puede interesar: