Pulir pisos de madera

Categoría: Como pintar, Pintar maderas, Preparación de superficies

Por lo general el producto aplicado para proteger la madera, después de muchos años, puede cuartearse, desconcharse o rayarse con el movimiento de los muebles o el transito. El pulido es una forma de eliminar toda la capa que lo cubre, renovando el color y las vetas de la madera y haciéndolo apto para la aplicación de un nuevo recubrimiento.


Pulidora de rodillo – Imagen de www.hirestation.co.uk

Ademas, con el pulido se logra una superficie totalmente suave y nivelada, necesaria en suelos de madera recién colocados y sin acabado como parqué, entablonados, tarugados o escaleras de madera. Las tarimas o pisos flotantes tiene un acabado de fábrica por lo que no necesitan ni pulido ni la aplicación de un material que lo proteja.

Recomendaciones antes del pulido
El trabajo de pulido se realiza con herramientas especiales, como la pulidora de rodillo o las pulidoras roro-orbitales, que necesitan de personas con experiencia en su uso. Otra alternativa es alquilarlas y realizar el trabajo con nuestras propias manos, y con mucho cuidado y paciencia.


Pulidora roto-orbital para bordes

La máquina pulidora cuenta con una turbina aspiradora y un saco donde se irá depositando el polvo producido por el lijado, pero de todas maneras deben tomarse algunas medidas de seguridad. Es recomendable utilizar gafas, guantes, mascarilla, protectores auditivos y calzado seguro. Durante el recambio de las cintas o discos abrasivos la máquina debe desconectarse para evitar accidentes.

Es necesaria aspirar y limpiar el suelo antes del pulido; un paño húmedo será de ayuda para que no haya polvo, residuos o impurezas que puedan perjudicar al trabajo.

Recomendaciones al pulir
Una vez limpia la superficie se procederá a realizar el pulido con la pulidora de rodillo. El tamaño del grano de la lija depende del tipo de madera. Para realizar un buen trabajo es recomendable realizar 3 pasadas comenzando con grano grueso, continuando con grano medio y culminando con un grano fino. En el caso de maderas blandas o semiduras debería evitarse el grano grueso. El polvo será eliminado entre cada pulida.

Cada una de las pasadas se efectuará en el sentido de la veta de la madera. En una habitación la tarea debe realizarse en forma homogénea, yendo de lado a lado y de un extremo a otro del ambiente.


Renovando piso en muy malas condiciones – Imagen de Patrick Dockens

En esquinas y bordes, donde el rodillo de la pulidora sea inaccesible, es necesario utilizar una pulidora roto-orbital o una pulidora orbital esquinera, de lo contrario el trabajo se realizará a mano con un taco.

Una ves pulida y limpia la superficie de madera ya se encuentra lista para ser encerada, para la aplicación de un aceite de protección , barniz o plastificante, según la necesidad.

Temas Relacionados:
Uso del papel de lija
Pared interior revestida con madera
Como barnizar o plastificar suelos de madera

También te puede interesar: