Interiores en blanco y negro

Blanco roto

Categoría: Blanco, Colores, Colores y combinaciones, Neutros

El contraste entre blanco y negro es un clásico en el diseño de interiores, y se adapta perfectamente a todo tipo de los ambientes de acuerdo a sus características.

Aunque esta combinación es la que mejor le sienta a decoraciones modernas y minimalistas, puede aplicarse en todo tipo de ambientes, inclusive interiores clásicos. Cada vez es más común incluir blanco y negro en la decoración.

Generalmente en un interior donde se apuesta por esta dupla puede trabajarse de dos formas: una es utilizar el blanco como “color de base” en la pintura de las paredes y los suelos, y por otra parte incluir muebles, algunas telas y complementos decorativos en negro.

Dormitorio blanco y negro

Otra forma es justamente lo contrario, la base de negro que puede estar dada por las paredes o revestimientos oscuros, suelos y telas, utilizando el blanco en distintos objetos como otras telas y complementos. Aunque seguramente ésta es una forma arriesgada, útil solo en ambientes espaciosos y bien iluminados.

Mueble de comedor blanco y negro

Muy usualmente se suele cortar el contraste con el toque de un color distinto. Luce de gran belleza una planta de interiores, una flor, una tela, una pequeña pared o cualquier complemento decorativo para dar un toque distintivo.

Interiores clásicos blanco y negro

Por otra parte, cambiar el blanco por blanco roto, beige, marfil u otra tonalidad menos luminosa hacen al espacio más cálido y acogedor. Esta es una idea mucho más apropiada para los espacios clásicos.


También te puede interesar: