Pintar y barnizar maderas

Categoría: Como pintar, Pintar maderas

La madera es un material muy utilizado en la construcción por su practicidad y belleza, pero tiene el inconveniente de mancharse o deteriorarse fácilmente durante el uso o la exposición a los agentes naturales. Es por eso que casi siempre es recomendable que sea tratada con algún tipo de material protector para extender su buen aspecto y durabilidad.

barniz sobre madera

Foto: mooste en Flickr

Protección en exteriores

El sol por lo general blanquea y quema la madera, por otra parte la humedad favorece al deterioro natural, en un principio manchándola hasta llevarla a la completa destrucción. Pero todo esto puede ser evitado con la aplicación de aceites, barnices, lacas para madera y lasures.

Éstos materiales aunque estén fabricados especialmente para soportar las inclemencias del tiempo, tienen un vida útil, por lo que se hace necesario repintar la madera antes que se vea afectada, cada cierto periodo.

Protección en interiores

Ya en los interiores de casa el problema es distinto. Es posible tener madera al natural sin que sea afectada por la humedad o el sol. Pero el inconveniente surge cuando su uso es intensivo. Éste es el caso de los pisos de madera, pasamanos, o algunos muebles como las mesas.

La madera con el constante roce se ve dañada, mucho más si se trata de una madera blanda. Por esto es que se necesita tratar estas superficies en los interiores, con el material indicado para cada caso.

Acabado natural

Cuando se desea destacar el color y las vetas de la madera se utilizan materiales de acabados transparentes, los lasures, los barnices, la goma-laca son algunos de los más usados. Cada uno está especialmente formulado para ser utilizados en pisos, aberturas o muebles.

Algo para destacar en estos materiales es el brillo de acabado, el cual puede ser mate u opaco, satinado y brillante. El brillo que lucirá la madera le otorga a la superficie un aspecto refinado y mayor facilidad en la limpieza.

Esmaltados y lacados

Por otra parte los esmaltes, ya sean sintéticos o al agua, ocultan por completo la superficie de la madera, y son usados en maderas de menor calidad o solamente por un razón estética. En madera a la intemperie deben ser renovados con una mano nueva periódicamente.

También te puede interesar: