Colores y decoración para apartamentos pequeños

Categoría: Ambientes, Decoración

El la decoración, y como base el color de las paredes, de un apartamento de pequeñas dimensiones hay que tener unos aspectos en cuenta para lograr una ampliación visual de las proporciones, ademas de aprovechar cada centímetro de su superficie.

Los colores de las paredes

Es sabido que los colores claros, especialmente el blanco, amplían espacios como lo decimos en Crear efectos con los colores, por esto decantarse por tonos pasteles de cualquier tonalidad es lo más recomendable. Se deben evitar los colores oscuros y cálidos demasiado fuertes o brillantes.

Pero esto no siempre satisface los gustos de cada uno de nosotros, que en ocasiones intentamos dar vida al departamento con tonalidades cálidas y vivas, que alegren las estancias y creen un ambiente dinámico y juvenil. En el caso de usar estos tonos cálidos para las paredes se pueden elegir naranjas claros, amarillos, colores terrosos, verde manzana, todos combinados con tonos blancos o de maderas claras y telas similares.

Otra opción es pintar de tonos claros la mayor parte de las paredes de la estancia, y usar un tono mas elevado en una pared pequeña que dé la nota de color y contraste.

Un aspecto que suele tenerse en cuenta es la continuidad de los colores en el paso a diferentes habitaciones. Un apartamento pintado del mismo color o tonos similares en las diferentes estancias, otorga una sensación de continuidad y uniformidad que aumenta visualmente el espacio al no tener límites de color.

Tipo, forma, colores y distribución de los muebles

No solo basta con la correcta elección de los colores, los muebles son los principales a seleccionar en el aprovechamiento del espacio. Muebles de pequeño tamaño, especialmente, muebles bajos a la altura de las mesas, generan paredes libres y espacio en el campo visual de los ocupantes.

Las formas simples son las mejores, los sillones de aspecto abultado y diseños laboriosos como de un Estilo clásico son los menos indicados. Evita recargar innecesariamente las estancias, optar por una decoración Zen o Minimalista puede dar una idea excelente.

Prueba distintas distribuciones de los muebles para aprovechar el espacio, optando por el buen tránsito. Reemplaza muebles grandes, y otros como mesas auxiliares, modulares o muebles de TV por repisas, soportes colgados de la pared o estanterías flotantes. Aprovecha las esquinas.

Iluminación, telas y complementos

La iluminación es fundamental en cualquier interior, especialmente en uno pequeño. La luz no debe faltar, privilegiando la luz natural. Se deben evitar las lámparas de pie que consumen espacio. A una luz central, se le pueden sumar apliques en paredes y techos.

Y las cortinas?… Justamente ellas son las que permitirán el libre paso de la luz, estas de telas lisas, de formas sencillas, caída simple, colores claros, especialmente blanco.

Coloca una modesta cantidad de adornos en la decoración, así mismo los cuadros, de tamaño pequeño y en poco número. Si deseas colocar cuadros de grandes dimensiones puedes hacerlo en una pared descubierta y sin que sobrepase el tercio del ancho de la pared aproximadamente.

Un truco común es utilizar espejos los cuales agrandan visualmente los espacios, pero generalmente espejos donde sean útiles y no resulten incómodos.

Temas Relacionados:
El color de los pasillos
Caracteristicas del estilo minimalista
El color blanco en las paredes


También te puede interesar: