Peinado o veteado en paredes

Categoría: Como pintar, Técnicas de aplicación

Existen diversos veteados, están los que simplemente se utilizan para simular un rayado en la pared con los colores de las pinturas, o los que imitan las vetas de las maderas. En este artículo solo trataremos los primeros.

El efecto de veteado o peinado en las paredes consiste en rayar las superficie logrando una especie de lineas mas o menos visibles, dependiendo de la herramienta que se utilice, y así lograr un efecto rústico. La técnica es muy similar a la veladura, sólo cambiando el elemento usado para marcar la textura.

Materiales y herramientas

El tipo de pintura que puedes utilizar es pintura plástica para paredes, el brillo de acabado pude ser satinado o mate. Ente las herramientas, además del clásico rodillo y brocha, deberás incluir una brocha para veteado, que es más ancha y corta que las comunes, en su reemplazo puedes utilizar una brocha vieja de cerdas cortas y duras. Y si deseas un veteado mas grueso un peine de vetas de goma.

Los colores para un peinado

Debes elegir dos colores, puede ser uno más claro y otro más oscuro de la misma tonalidad o colores análogos. Uno de estos colores será para las capas base, y el otro para la última mano diferenciándose con el anterior.

Preparación de la superficie

Tapa las imperfecciones con masilla, lija la pared, y aplica una mano de fijador sellador. Posteriormente, dos manos de pintura plástica con su correspondiente tiempo de secado entre ambas, lee los detalles sobre este paso en Pintar paredes interiores.

Veteando o peinando

Aplica una tercera mano en solo un espacio de un metro cuadrado aproximadamente, y mientas esté fresca repasa suavemente con la herramienta para vetear descubriendo el color de la pintura anterior.

La orientación puede ser vertical, horizontal o diagonal. Esta dirección de la veta puede producir el efecto de ampliar las proporciones visualmente de la pared en alto (vertical) o ancho (horizontal).

Si las dos manos de pintura base son satinadas, retardan el secado de la tercera, por lo cual el efecto puede realizarse con mayor tranquilidad y en un mayor espacio simultáneamente. Esto también se consigue utilizando pinturas al aceite. Recuerda practicar en un sector antes de lanzarte a pintar las paredes.

Temas Relacionados:
Técnica de aguada o veladura
Pintar con esponja o esponjado
Colores del estilo rústico


También te puede interesar: